(Click here for English)

Hace poco más de un mes, The Self-Hating Vegan (o sea, la Nico) visitó el pequeño festival que se organizó en celebración del Día Mundial del Vegetarianismo en el Parque Bicentenario. El evento estuvo organizado por la Gran Fraternidad Universal (GFU) y contaba con la participación de varios stands de comida vegetariana y performances de activismo animal realizados por alumnos del CENAR.

En el festival estaban presentes los stands del restaurante Mile Time y del comedor Sol y Luna, cuyos dueños son parte de la red GFU. Ambos locales ofrecieron degustaciones de sus platillos sin costo al público. Ese día me enteré que Mile Time, un restaurante vegetariano taiwanés, elabora su propia “carne” vegetariana en casa- una muy agradable sorpresa, aunque sí se me fue la onda preguntarles si eran veganas o no. Hasta ese momento había tenido la idea que traían sus jamones, filete y demás importados.

IMG_1150.JPG
Un afortunado degustando los dumplings y el jamón de soya de Mile Time

La verdad es que habían pocas opciones que no fuesen compuestas principalmente por carbohidratos y azúcar en el evento pero si es cuestión de pecar, los tallarines y dumplings de Mile Time estaban muy buenos, como también el hummus y la ensalada de Sol y Luna. También había un puestecillo de pan dulce de alguien de la red GFU pero no estoy segura quienes lo elaboraron.

IMG_1155.JPG
Los tallarines de Mile Time
IMG_1162.JPG
El stand de la GFU demostrando las diversas fuentes de proteína vegetal (lástima que sólo estaban de adorno).

También en el evento participaron estudiantes del CENAR, quienes hicieron dos performance de estatuismo resaltando la crueldad que implica el consumo de carne. En lo personal, este esfuerzo lo veo como algo muy laudable, ya que el activismo de derechos animales se visibiliza muy poco en El Salvador. Más bien, para especificar, el activismo animal que sensibilice a la población sobre el sufrimiento de los animales domésticos y mucho menos realizado desde una perspectiva teatral se ve muy poco en nuestro país. Felicidades a estos alumnos del CENAR por sacar temas poco tocados en nuestra sociedad y por el esfuerzo que implica diseñar y realizar un estatuismo bajo el sol de la tarde.

IMG_1167
No se ve para nada cómodo estar envueltx en papel celofán por horas

IMG_1170

Lo que me encantó del evento fue el ambiente familiar y relajado que se creó. Llegaron tanto personas simplemente interesadas en el vegetarianismo como quienes que ya tienen años de abstener de la carne al igual que personas que “solo pasando iban”, disfrutando de su tarde sabatina en el parque. Tuve una de las pláticas más relajadas y decentes sobre el veganismo que he tenido en años con dos jóvenes omnívoros interesados en el vegetarianismo que andaban en el evento. Me hicieron preguntas muy sinceras y amables sobre la factibilidad de una dieta vegana en términos prácticos y económicos sin el afán de criticar o crear polémica. En gran parte, esto se lo atribuyo al ambiente de convivio tan accesible y acogedor que se creó ese día, así que muchas felicidades a lxs organizadorxs por crear este espacio que celebrara la vida animal y el placer de disfrutar buenos platillos en comunidad.

Advertisements