(Click here for English)

Como ven, yo (Hilary) he estado experimentando felizmente con la idea de incorporar a los guineos dentro de inesperados platos salados, así que aquí les va una variación de un clásico tropical: ¡el guacamole! Este plato tuvo su estreno en el primer picnic vegano de San Salvador, y pueden leer sobre dicha actividad aquí.

IMG_2180

En El Salvador el guacamole típicamente lleva huevo duro, un montonazo de mayonesa y a veces un poco de queso rayado encima. Esta receta presente les ofrece una alternativa más “limpia” a lo tradicional. Lo que buscás hacer es un dip suave con pedacitos crujientes de cebolla y  pepino junto con trocitos sorprendentemente dulces de guineo. Para ello, necesitarás lo siguiente:

  • 4 aguacates maduros
  • 1 pepino grande
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 guineos maduros cortados en rodajas
  • 2 pequeños limones (o uno grande)
  • 1 pizca de sal o al gusto
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1 cucharada de tahini (pasta de ajonjolí)
  • 2 dientes de ajo picado (o al gusto)
  • **opción: un chorrito de tu chile preferido

IMG_2184

  1. Partí los aguacates y sacáles la carnita con una cuchara. Poné el aguacate en un gran plato hondo y machacálos hasta que queden cremosos.

2. Pelá y picá el pepino, la cebolla y el ajo.

IMG_2186

3. Combiná el aguacate, el pepino, la cebolla y el ajo con el aguacate que tenés en el plato hondo y meneálos hasta que el aguacate envuelva los demás ingredientes.

4. Pelá y cortá el guineo en rodajitas y combinálas con la mezcla que acabás de hacer (¡cuidado que no aplastés mucho el guineo!) junto con la sal, la pimienta y el limón. Vertí tu guacamole fresco dentro de un plato para servir y ¡a disfrutarlo con nachos, pedazos de apio o tiritas de zanahoria! ¡Provecho!

IMG_2194

Advertisements